La puesta medioambiental consiste en que Joan Roca ha anunciado que venderán unos delantales fabricados con bolsas de vacío recicladas. Así, los hermanos Roca resuelven el gran problema de la cocina al vacío: la generación de plásticos que así podrán ser reutilizados, transformándolas en delantales en un taller de Cáritas. Por cierto, el otro gastrodiseño 'made un Roca' a tener en cuenta son los taburetes hechos con 6 cajas de poliespan.
Una más de los "Roca"... será lo más lograr tener un delantal de 'El Celler de Can Roca', segundo mejor restaurante del mundo y, desde 2019, uno de los ilustres miembros vitalicios del 'Hall of Fame' creado por la lista 'The World’s 50 Best Restaurants'.

Contactar ésta empresa

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios